MINICUOTAS RIBEIRO PAGÁ TUS CUENTAS

 

El alquiler del local comercial es la fuente de mayor ingreso de la institución y le permite solventar los gastos, fundamentalmente los sueldos. Las bibliotecas populares son organizaciones de la sociedad civil y son dirigidas y sostenidas por el trabajo voluntario de sus socios que asumen responsabilidades conformando la Comisión Directiva. No cobran un sueldo por su compromiso. Los 5 bibliotecarios trabajan en blanco con los aportes y cargas sociales correspondientes.

La Biblioteca cuenta con otras fuentes de ingresos como los subsidios de la CONABIP, del gobierno provincial y de aportes y contribuciones de organismos e instituciones. También ingresa dinero a través de la cuota social.

Por eso, en su momento se decidió alquilar el local: para estar tranquilos con un ingreso fijo mensual que permitiera un funcionamiento acorde a las demandas cada vez mayores de la comunidad posadeña.

El contrato de locación con Minicuotas Ribeiro se firmó en diciembre del 2016. En el 2018 Minicuotas Ribeiro comenzó a pagar con atraso los alquileres y luego directamente durante 4 meses no abonó absolutamente nada, conducta que no abandonó y reiteró permanentemente.

Debido a la presión que los empleados ejercieron a través de los medios y a la paciente labor e insistencia de su tesorera, se llegó a un acuerdo y fueron pagando con cuenta gotas y con cheques diferidos la deuda mantenida. Esta situación se repitió en varias oportunidades y consiguió finalmente desfinanciar completamente a la institución: hoy día la biblioteca no tiene dinero para pagar los sueldos.

El año pasado se agravó la situación, y no sólo por la pandemia, ya que esta conducta de Ribeiro es anterior, y en el mes de julio el personal cobró el medio aguinaldo en 5 cuotas que se terminaron de pagar en diciembre. Actualmente se les adeuda la tercer y última cuota del medio aguinaldo de diciembre. Y sabemos con certeza que a fin de mes no van a cobrar la totalidad de sus salarios.

Actualmente, y una vez más aprovechándose de la buena fe de los miembros de la Comisión Directiva, Minicuotas Ribeiro le debe 7 meses de alquiler lo que hace $1.470.000 y los punitorios por mora que asciende a casi $2.800.000 aproximadamente.

En la última oportunidad que le atendieron el teléfono a la tesorera, en diciembre del 2020, dieron su palabra de pagar aunque sea UN alquiler por mes. Lo llamativo es que le pusieron como condición de dicho trato que los empleados no tenían que hacer “escraches” ni salir en los medios.

Obviamente que fieles a su estilo no cumplieron lo pactado (una vez más) y el último pago que realizaron fue el 27 de enero del corriente año, correspondiente al mes de agosto del 2020.

El que avisa no traiciona. La biblioteca cumplió su palabra. Los empleados de la Biblioteca Popular Posadas responsabilizan directamente a Ribeiro. Ya es tiempo de reclamar y exigir lo que corresponde.

Que Ribeiro pague TODO lo que debe, no se le está pidiendo ninguna cosa fuera de lugar.

UNA VEZ MÁS DECIMOS RIBEIRO PAGÁ TUS CUENTAS!!!

PAGÁ TODA LA DEUDA

¡BASTA DE MINICUOTAS!